Senegal: Accion Urgente de Apoyo a los Pueblos de Ndiael en Pie de Lucha para Defender Sus Tierras y Sus Territorios

Hoy, las comunidades de la región de Ndiaël, en el norte de Senegal, se oponen al proyecto Senhuile-Sénéthanol que les arrebata sus tierras y sus medios de vida y de sustento. La seguridad alimentaria de 9 mil habitantes de la zona afectada por el proyecto está siendo seriamente amenazada por la empresa italiana. Este acaparamiento de tierras no tomó en cuenta los derechos de las comunidades locales. Hay que detener por completo este proyecto.

 Un proyecto controvertido desde su lanzamiento

En 2010, la empresa Sénéthanol SA, con sede en Dakar, consiguió 20 mil hectáreas de tierras en la zona de Fanaye para cultivar camote para producir agrocombustibles para Europa. Las poblaciones locales, que necesitan estas tierras para alimentarse y sustentarse se oponen firmemente al proyecto. La tensión creció rápido y se tornó tragedia cuando, el 26 de octubre de 2011, asesinaron a dos campesinos e hirieron a decenas de ellos en una manifestación en contra del proyecto. En respuesta, el presidente de entonces, Abdoulaye Wade, suspendió el proyecto pero lo volvió a autorizar en marzo de 2012, entre las dos vueltas de las elecciones presidenciales, esta vez en la reserva natural de Ndiaël, a 30 kilómetros al oeste de Fanaye. Para conseguirlo, desclasificó 26 mil 650 hectáreas de zona protegida y le asignó 20 mil a la empresa, y las 6 mil 650 restantes para reubicar a las comunidades de la zona.

Recién elegido, el presidente Macky Sall canceló a su vez el proyecto para volverlo a autorizar unos meses más tarde. Desde entonces, puso en marcha el proyecto la empresa Senhuile SA. —un consorcio con una participación de 51% para Tampieri Financial Group (basado en Italia) y 49% para Sénéthanol S.A. (Dakar). Se suponía que el proyecto tenía como fin la producción de girasol (para Europa), de cacahuete (para el mercado local) y de alimento para el ganado. Las intenciones reales de  Senhuile en lo que atañe a los cultivos y al uso de las tierras siguen siendo opacas.

 

Consecuencias trágicas para las poblaciones locales

Si se quedan aquí, nosotros tendremos que dejar nuestro pueblo” Rougui Sow, habitante de Kadoudef (Abril de 2013)

La extensión del proyecto afecta a 37 comunidades, o 9 mil personas. La mayor parte vive de la ganadería semi-nómada (100 mil cabezas de ganado). Las operaciones de la empresa le quitan a las comunidades el acceso a sus potreros, y a las fuentes de alimento, de agua, y de leña. Las mujeres, en especial, se ven obligadas a recorrer largas distancias para acceder a estos recursos. El proyecto contempla incluso el desplazamiento de algunas comunidades. Por otra parte, la empresa no cumplió con sus promesas de construcción de infraestructura (hospitales, escuelas), ni de creación de empleo. El pago por indemnización a las poblaciones afectadas fue casi nulo. Despojados de sus tierras, los habitantes de la zona ya no pueden resolver su subsistencia ni las necesidades de sus familias.

Con el fin de defender sus derechos, las comunidades locales que desde el inicio se oponen al proyecto, crearon el Colectivo para la Defensa de la Reserva de Ndiaël. Las numerosas protestas de las comunidades y los intentos de negociación con la empresa no dieron resultados satisfactorios. Las 37 comunidades afectadas permanecen firmes en recuperar sus tierras y le exigen a Senhuile-Sénéthanol que detenga sus operaciones en la zona, operaciones que el 4 de junio de 2013 provocaron la muerte por ahogo de tres niños mientras intentaban cruzar para llegar a la escuela, los canales construidos por el proyecto.


- Informe Oakland Institute (http://www.oaklandinstitute.org/land-deals-africa-senegal

- Informe GRAIN/Re:Common/CRAFS (http://www.grain.org/e/4814)

- Acaparamientodetierras.org (http://farmlandgrab.org/cat/show/828

 

Mensaje de protesta para Senhuile-Sénéthanol:

Señor Tampieri,

Me informaron que sus operaciones en la región de Ndiaël en Senegal están afectando a 37 comunidades y constituyen un riesgo de gran magnitud para la seguridad alimentaria de 9 mil habitantes que ya no tienen acceso a sus potreros, a los manantiales ni a las infraestructuras sociales básicas.

Por lo mismo, en solidaridad con las comunidades de Ndiaël, le demando que actúe inmediatamente para que:

  • Senhuile SA cancele cualquier actividad y se retire de la zona.
  • Cualquier proyecto de inversión a futuro se consulte con el Colectivo de las 37 comunidades para la Defensa de la Reserva de Ndiaël.

 

Agradezco de antemano su acción para ponerle fin a esta tragedia y le ruego acepte, Señor Director, mis más respetuosos saludos.