Nicaragua: Reporte independiente expone intereses detrás de violencia y despojo territorial del Pueblo Mískitu

April 29, 2020
Source
CEJIL

San José, 29 de abril de 2020.- Este miércoles 29 de abril, el think-tank de asuntos ambientales, Oakland Institute, publicó el reporte “Nicaragua’s Failed Revolution: The indigenous struggle for saneamiento” sobre los intereses extractivos detrás del despojo territorial a los pueblos indígenas de la Costa Caribe de Nicaragua. Este informe independiente consta las denuncias que desde hace varios años pueblos, comunidades, organizaciones y personas defensoras de los derechos de los pueblos indígenas hemos hecho al respecto de la creciente violencia perpetrada por parte de colonos con la complacencia de empresas trasnacionales y el Estado nicaragüense.

Oakland Institute recupera algunas de las cifras sobre violencia que organizaciones hemos recabado desde 2015: 12 asesinatos, dos violaciones sexuales, decenas de secuestros, amenazas y agresiones físicas y cientos de personas desplazadas tanto internamente como hacia Honduras. Acontecimientos que llevaron a que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) ordenara al Estado de Nicaragua adoptar medidas de protección en beneficio de 12 comunidades miskitas de la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN) de Nicaragua.

Frente a estas agresiones, ampliamente documentadas, el Estado nicaragüense sigue sin implementar las medidas de protección y las violaciones mencionadas continúan impunes. En su lugar, el Gobierno sigue promoviendo actividades extractivas en territorios indígenas, tal como confirma el informe “Nicaragua’s Failed Revolution”. Según información recabada por el Oakland Institute, las industrias ganadera, minera y forestal serían los principales motores detrás de la colonización de los territorios indígenas en la Costa Caribe.

En su informe, el think-tank recopila normativas y disposiciones adoptadas por el Gobierno de Nicaragua alentando la llegada de empresas trasnacionales para la explotación de recursos naturales en los territorios autónomos. Tales como exenciones fiscales y otros beneficios contemplados en las leyes de minería, 387, y la ley forestal, 462. Elementos que, al hacer atractiva la inversión extranjera en esos ámbitos, ha alimentado el flujo de colonos en territorio indígena. Así, el informe evidencia el papel fundamental que han desempeñado las autoridades nicaragüenses en alentar el despojo territorial.